Perdido

Foto: Victoria Borodinova

No pude evitar nacer, morder, y mantenerme fiel a cuanto me dio vida. Mi caída fue inevitable, aun teniendo todo para haberme convertido en un precioso ser, que fuese luz evocando mi recuerdo. Fui hijo de la pasión, de un amor tan puro, que incluso la lujuria más desenfrenada, dejó de ser pecado entre sus labios. El pecado, una frontera débil, para ilegitimar amores, es querer desecar el mar, con bastoncillos de algodón.

Caminar, soñar, convertirme en fuego, derretir los mas espesos hielos, incluso volar, despegar del suelo, sin más. Pude haber sido grande, épico, un héroe en la historia universal de todo lo nacido del amor, y me perdí. Ya no recuerdo muy bien cómo, pero un día, salí a buscar el contorno de su boca húmeda y hambrienta y no encontré el camino, ya no estaba allí. Enloquecí, y transité la tierra, el mar, las nubes, el viento, el cielo, me mudé a todas y cada una de las estrellas, pero no lo hallé.

Ahora vago por el mundo, oculto en la insondable maleza que genera su naturaleza material. No tengo señor, ni dueño, no tengo a quien servir, y no es extraño, por más que yo quisiera, nací para sus labios y no para vivir en un lugar cualquiera. Soy su cautivo, su amante empedernido, y busco sin cesar, atarme al sabor de su saliva suave y cálida.

Noche, penumbra, mirada, café caliente vagando en la cocina, brisa, en sus labios, fuego en su sexo, abrazo, sudor, clamor que arranca las ventanas de la voz. Recorro sus pechos, el rio caliente, que surca el valle del deseo. Tensión entre las fibras del amor, la lluvia torrencial de su jadeo, cubre mi cuerpo entero. Sus manos delicadas, clavadas en mi espalda, montados en lujuria, bebemos, comemos, jodemos, amamos, y morimos hasta el alba. Sábanas revueltas, mojadas, vapor de sexo, sobre mis labios, la siento derramarse, exprimo, embriago sueños, café, hechizo, aroma de su piel, duerme sobre mi boca.

Así es como quisiera, que me anhelen, los labios que son mi dueño. Soy solo un beso, uno que no encontró el camino, un beso errante, un beso que se ha perdido. Salgo de noche, en medio de un sueño prohibido, y el resto del tiempo, soy un tenaz vagabundo, que vive eternamente, sobre caminos invisibles que recorren el aire y el inframundo.

Mik Way. T ©

Este es un relato corto, que narra la experiencia de un beso que se perdió por el camino, de los tantos que habrá por ahí, merodeando los caminos del aire. Mientras voy revisando textos publicados, tengo que darle vueltas a algo, espero que os guste. Un abrazo a tod@s ¡¡¡

10 respuestas a “Perdido

  1. Un relato con un toque de erotismo, de misterio…sin duda uno se pregunta ¿qué es?, ¿de qué se trata?. Nunca me esperé que fuera un beso. Es muy bueno. Si me permites el comentario, de repente siento algunas cacofonías que se pueden solucionar fácilmente (por ejemplo primera linea: morder, caer, ser). Igualmente repites «no pude evitar» en un mismo párrafo, quizás lo hiciste a propósito. Aclaro que no soy experta. Pasando de eso me parece en verdad un cuento precioso y sobre todo salido de una mente con gran imaginación.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Ana, muchas gracias por los apuntes que me haces, este relato también salió del horno sin revisar, le echaré un vistazo, porque en el segundo caso que me apuntas si es de manera inconsciente, el primero fue premeditado, pero es mejorable, lo que me encanta, es que te resulte tan imaginativo, sabiendo que en tus relatos la imaginación es un componente, presente y rico, un abrazo grandote, y gracias de nuevo por tus apuntes, puedes estar segura que no me importa que lo hagas, al contrario, puedes hacerlos, y lo veo como una gran ayuda.. saludos¡¡

      Le gusta a 2 personas

      1. Mik igualmente espero que haya esa confianza de tu parte para señalarme cosas. La verdad la adulación no nos sirve de mucho si no es sincera. Me gustaría ver más comentarios críticos en esta blogósfera y así podríamos mejorar (los que tengamos ese fin). Yo entiendo que algunos sólo quieren escribir y ya. Te dejo un gran abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  2. Ostras muy enigmático el relato, con tanto erotismo no imaginaba que al final era la personificación de un beso. Cierto un beso, el que nace de la pasión. Me ha gustado mucho y no tengo nada que objetar. El beso producto de la pasión , la atracción y como bien dices fiel a lo que le dio vida, es decir a lo que lo provocó que naciera.👏🏼👏🏼👏🏼

    Le gusta a 1 persona

    1. El beso, ese beso es como las mariposas de Hyrshyd, es un tesoro que guardamos siempre, y cuidamos para que algún día encuentre su camino. Gracias por tu comentario ¡¡¡¡ 😘😘😘😘😘🌹🌹🌹🌹🌹✨✨✨✨

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s