“Bernadette y el silencio”

Bernadette llegó al trabajo aquel lunes, con sus negros ojos encendidos, prendiendo un horizonte imaginario. Algo le había ocurrido el fin de semana, como compañero suyo y amigo, me intrigó su aspecto, y más que nada su silencio. Traté de incitarla a hablar, charla de lunes, sin importancia.

¿Qué tal?

¿Cómo ha ido?

No obtuve más que un par de indescifrables monosílabos atolondrados, que emergieron de sus labios como un doloroso lamento.

¿Te encuentras bien?

¿Te ha sucedido algo?

No hubo respuesta, se mantenía impasible en su escritorio, con la vista tratando de escabullirse por la ventana, como si huyera de mis preguntas, o del sonido de mi voz. El puño medio cerrado sobre sus labios, y su dedo índice sobre la sien, sujetaban su cabeza, que parecía pesar, hechizada por un pensamiento, y caía sobre su hombro derecho. Su rostro inmóvil, hacía resaltar el brillo de su mirada, casi exenta de parpadeo. Su figura erguida en la silla, parecía moldeada en piedra, fría y distante, lejos de todo, de mí, del mundo.

¿Bernadette, te ocurre algo?

Bernadette, emitió un leve suspiro, mantuvo su mutismo, y con ademán perezoso, puso en marcha el ordenador, para disponerse a trabajar, pero nada me hizo pensar, que hubiera escuchado mi pregunta. Me preocupé, le tenía aprecio, me acerqué a ella, haciendo rodar la silla de mi escritorio. Al llegar a su lado, su aspecto era pálido, parecía enferma, pero había en su mirada una extraña mezcla de sosiego, y efusiva alegría.

¿No te habrás enamorado?

Lo dije sin pensar, llevado por una costumbre, al introducir una pregunta que en condiciones normales, le habría hecho reaccionar, con un gesto teatral, para enviarme al diablo. Vi cómo sus capilares se dilataban en sus mejillas, dotándolas de viveza << ¡Joder, se ha enamorado!>>, pensé. La perspectiva me entusiasmó, ese hecho daría color a muchas y animadas charlas durante semanas, en aquella monótona oficina.

Sentí un hormigueo de satisfacción, agitando mi torrente sanguíneo ¡Bernadette Enamorada! Cuanto ruido iba a causar la noticia. El rumor se extendería como la onda expansiva de una artefacto explosivo, entre los compañeros. Acabaría siendo algarabía, porque Bernadette se prestaba a ello, por su personalidad discreta, rectilínea, poco extrovertida, racional, e independiente. Al sexo lo llamaba necesidad primaria, no alardeaba, pero hacía entender que la cubría cuando era necesario, y al amor… ¡¡Joder al amor lo llamaba, oxitocina!!  Ese instinto bufón que siempre me poseía en ocasiones así, me impulsó a bombardearla con preguntas, para derrumbar su empecinado silencio. Excitado y salivando por aquella ocasión única, me puse frente a ella, y disparé.

¿Y cómo es, le amas?

¿Y quién es, lo conozco?

¿Es humano?

¿Como sabes que es amor?

¿Dónde lo conociste?

¡Dime quién es, Joder! Dije irritado, ante la figura de Bernadette montada como un caballero medieval, a lomos de su imponente silencio.

Ella salió por un instante del mundo dónde habitaba su mirada, bella y sensual, y ante mi gesto de satisfacción debido a que por fin había conseguido salirme con la mía, y hacerla desembuchar una explicación, me dijo.

No sé decirte ¿Cómo le dices a alguien que te has enamorado del silencio? Pero no te apures, es una relación abierta ¿Apetece hacer un trío?

Acepté, pero fue una relación forzada e incómoda, que me hizo sufrir, al principio no quise admitirlo, pero me adapté, y  lo cierto es que Bernadette, no volvió a pronunciar más de media docena de palabras encadenadas, en lo siguientes tres años.  

Mik Way. T©

Foto cabecera : Kat Jane

Foto texto : Amanjot Ajs

El silencio puede ser el mejor de los amantes, y además muy permisivo…en ocasiones…¿ Qué pensáis ?

Si os ha gustado dadle a me gusta, y apreciaré todos los comentarios…

11 respuestas a ““Bernadette y el silencio”

    1. Creo que todos en general, y en especial las personas creativas son amantes lujuriosos del silencio, gracias por tu comentario. ( Hoy empecé a adentrarme en el mundo de la Moura y su magia, me gusta ese mundo fantástico, creo que voy a disfrutar mucho con esa lectura, gracias amiga, Abrazo y pasa buen dia 😀👍👍✨✨

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s