” El Ladrón”

cuentos del calamar lunar

Lo vi subir al vagón y supe que lo era, lo tenía escrito en el rostro, esa mueca inteligente, avispada, que rastrea el entorno, que calcula posibilidades, que escanea a la gente de arriba abajo, tratando de valorar cual puede ser su víctima. Quise gritar a todo el mundo, advertirles, para que se pusieran en guardia, para que guardasen todo cuanto llevasen de valor, y aquel ladrón no pudiera hacerse con nada, pero no me atreví.

No reuní el valor suficiente, amedrentado, por una amarga sensación de miedo y vergüenza ¿Y si nadie me hacía caso, y si me ignoraban? No sería de extrañar esa reacción, en este mundo absurdo e insolidario, donde la gente sólo mira por sí misma, exaltando el individualismo y la falta de empatía, hasta los límites de lo enfermizo. Valoré la situación y proyecté en mi imaginación la escena, y con sensible aumento de mi…

Ver la entrada original 805 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s