Colonia Mayer

El pueblo resultaba empalagoso, lo reconozco. Un santuario a un particular sentido del buen gusto. La obra de alguien obsesionado con el orden y la perfección; consagrado a construir un conjunto residencial destinado a dar albergue, a una clase superior de ciudadanos, exigentes y ejemplares. Todo el conjunto daba la impresión de ser una gigantesca maqueta, que hubiera sido milagrosamente trasladada desde el despacho de un arquitecto a su enclave actual. Una proeza de la arquitectura alemana. Rebosaba belleza, pero ciertamente, resultaba artificial, contrastada con el salvaje aspecto; del frondoso y aislado valle donde se asentaba. Al penetrar en sus calles, Inés y su marido, se sintieron incómodos. El lugar les provocaba escalofríos. Severamente limpio, inusualmente silencioso, de proporciones áureas perfectas; temían respirar por no enturbiar el aire. Cuando aparcaron el coche observaron con detalle la implacable simetría de cuanto les rodeaba. Un trazado urbano rectilíneo, bien afilado; y sobre él, casas pálidas pero imponentes, como soldados en formación. Techos a dos aguas de aspecto robusto; ensambladas con precisión en ángulos perfectos. Réplicas exactas unas de otras; fachadas gemelas, ventanas mellizas, vallas siamesas. Solo pequeñas diferencias en los jardines que rodeaban las casas, y en los ornamentos que los ensalzaban, ayudaban a distinguirlas. Una niebla baja, que llegaba a la altura de las rodillas, obligaba a caminar con cuidado, pues apenas se podía distinguir el suelo. Se diría que el pueblo levitaba sobre la niebla, dándole un aspecto fantasmagórico, casi siniestro. Era perfecto, es posible que sobrecogedor, y aún así, una obra maestra, amigos. Algo reticentes, la pareja bajó del coche, y su destino se puso a rodar.

  • No hay cobertura Inés, no podré llamar – comentó malhumorado.
  • ¿No te parece un sitio raro? parece deshabitado –
  • ¿Leíste el informe? – dijo Luis en tono condescendiente, mientras se acicalaba el pelo. –
  • ¿El expediente de Alfons Mayer?
  • Era un nazi fugado, obsesivo y pragmático, pero un médico y arquitecto brillante- Luis arqueó las cejas, y seriamente concluyó- No quedan hombres así. –
  • ¿Simpatizas con el viejo pirado? Era un ocultista convencido, experimentó con humanos las propiedades del adrenocromo, y un colaborador de la dictadura ¡Qué asco! ¿Has llamado a la oficina? –
  • ¡No hay cobertura! – exclamó enojado.
  • No me hables así, no voy a aguantarte una más ¿No tenías conexión satélite?
  • ¡Olvídame! Voy a ver si consigo señal. – comentó visiblemente irritado.

Luis se alejó unos pasos, sin comprender porque su teléfono no tenía señal, mientras Inés de espaldas a él, prosiguió.

  • ¿Lo estas grabando todo? ¿No tenía que venir a recibirnos Alfons Mayer? –
  • ¡sí… creo que sí, joder!¡Lo estoy grabando todo! – Sus ojos parecían enrojecidos, su tono amenazador.

Luis, era dominante, a veces violento; pero Inés sintió desde un primer momento, que, al entrar en aquel repulsivo pueblo perfecto, algo intensificaba su violencia. Se sentía intranquila, aquella extraña niebla… parecía ocultar algo maligno.

  • ¿Luis por qué no hay nadie en el pueblo? ¿Y esta niebla? –  No recibió respuesta.

Con la mirada buscó a su marido en todas direcciones, porque no se atrevía a dar un paso, parecía paralizada, sin razón aparente. No lo vio. Luis había desaparecido, como si se lo hubiera tragado la niebla. Lo llamó repetidas veces, silencio. Ni el eco de su voz parecía tener el valor de transitar por el pueblo.  

  • ¡¿Luis, Luis me oyes?! ¡Sucio cabrón! – Silencio, en el pueblo perfecto, todo era silencio.

 Un silencio amenazador. Sintió su piel erizarse, cuando percibió que algo se movía entre la niebla, muy rápido, acechándola. Continuó llamando a su marido, le temblaban las piernas, trató de moverse, pero no pudo. Tragó saliva, cuando sintió claramente que, bajo la niebla, algo la tocaba. Aquel contacto le heló la sangre en las venas. Su corazón se aceleró, podía oírlo retumbar fuertemente en su pecho, augurando algo terrible. Le era imposible ver a través de la niebla, pero notó el tacto gelatinoso de unos dedos huesudos sobre sus tobillos. Sintió terror y asco. El pánico arrancó un grito de su garganta, quiso correr, su cuerpo no obedecía, el miedo la atenazaba. Un tacto nauseabundo, ascendía sobre su piel erizada. Horrorizada, creyó que se derrumbaría, cuando súbitamente vio emerger de entre la niebla; la forma cadavérica y corrupta de su marido, aferrado a sus rodillas. Su cráneo, con tiras de carne pútrida, colgando de las mejillas, avanzaba sobre sus muslos; sus falanges cubiertas de piel deshecha, tiraban de su ropa a la altura de la cintura. Reptando como un reptil sobre su cuerpo, parecía querer llegar a su torso y devorarla. Mascullaba su nombre << Inés…Inés >>.  El terror le dio fuerzas sobrehumanas, logró zafarse del abrazo infernal de aquella deformidad. Llegó hasta su coche, fuera de sí, y aceleró, pasando por encima del repugnante engendro. Su enloquecida carrera terminó, cuando se salió de la carretera, y se precipitó sobre un terraplén en las afueras del pueblo. Con el rostro ensangrentado, Inés vio cómo se disipaba la niebla, y todo se sumía en la oscuridad más profunda y aterradora.   

Nadie entendió la noticia; “Una mujer arrolla y mata a su marido, en la vieja y abandonada colonia Mayer” rezaba el titular. Nadie excepto yo, claro está. Ese día, coseché nuevas almas para la colonia; me presento, soy Adolf Mayer, vengan todos a visitar mi creación.  

Mik Way. T ©

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2021/04/concurso-de-relatos-xxvi-edicion-la.html

48 respuestas a “Colonia Mayer

  1. Hola Mik
    Construyes la desdichada aventura de tu pareja en el pueblo fantasma de Adolf Mayer con esa sensación de que a cada línea te vas a dar un susto. Me he sentido como si estuviera viendo una peli de terror y me atrapara la niebla, que, por cierto, funciona muy bien como elemento siniestro oculta espectros. A diferencia de otros relatos el tuyo empieza con la tensión dramática alta desde el principio, enseguida nos pones en alerta sobre ese pueblo “que provoca escalofríos” , y la mantienes a lo largo de la historia, cosa que no me parece fácil.
    Buen trabajo Mik. Mucha suerte en El Tintero

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Matilde, muchas gracias por tu lectura y tu comentario, me alegra que te haya gustado el relato. La niebla la usé , porque recuerdo que de pequeño al ver aquellas viejas películas de serie b de los cásicos, una de las cosas que más me inquietaba era esa niebla, tras la cual podía suceder cualquier cosa. Un gran abrazo.

      Me gusta

  2. Realmente aterrador. Un relato escalofriante y muy visual . Me ha gustado mucho el recurso de la niebla, da a la historia un tono especial. Felicidades y mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Marta, muchas gracias por tu lectura y comentario, si, esa niebla que no deja apreciar lo que sucede entre ella, siempre me ha resultado inquietante, un gran abrazo, me alegra que te haya gustado. Saludos¡¡

      Me gusta

  3. El malvado Mayer tenía que estar detrás de todo; no podía ser de otra forma.
    Aquí te has solazado con la descripción de la colonia perfecta donde vivir y morir: No te has conformado con tan solo una casa sino que has utilizado un pueblo entero para sembrar la expectación en nuestras mentes. la niebla fue una gran colaboradora en tu propósito.
    Un abrazo Mik Way

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola Mik Way, vaya historia la de este pueblo y además con un trasfondo nazi, como para entrar en él. Siniestro, muy siniestro. Y qué final más trágico el que tuvo la pareja. Hay cada capricho por ahí. Mira que crear un pueblo de cadáveres hediondos que se arrastran a través de la niebla. Muy imaginativa compañera. Gracias por la historia. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por tu lectura Emerencia y por tu comentario, si en esos pueblos malditos puede ocurrir de todo, y si además son la creación de un nazi fugado, lo siniestro no tiene límites, jajajaj un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  5. Hola,
    Madre mía, ¡qué relato más terrorifico!
    Un texto ágil de leer y que abunda en detalles para imaginarnos todo aquello que acontece en esa espeluznante colonia Mayer. Pobre de los protagonistas que, atrapados por la belleza de la zona residencial terminan en la más horripilante de las nieblas. Esa niebla, oh boy, carcome almas!
    Un saludo y suerte en el tintero.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Yeskan, si, la belleza y la perfección , pueden a veces esconder la maldad más terrible, yo es que siempre me ha dado grima la perfección, jajajaja, gracias por tu lectura y por tu comentario, un Gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  6. Pos Dios santo, todo un pueblo bajo el hechizo de alguien como Mayer, vaya que es buena idea, este tipo de personajes en vida fueron siniestros y terrorificos, de seguro andan por aqui y por alli todavia. El realto esta bien armado, me podia imaginar esa pareja como un par de norteamericanos buscando comprar una casa en 1950. Es que se podria filmar. Me ha “encantado” esta historia que nos regalas

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jose, muchísimas gracias por tu valoración de la historia, y tu lectura, me alegra mucho que te haya causado esa impresión, es cierto que esos personajes como Mayer, dan juego y fueron de lo más siniestro que nos ha ofrecido el género humano, ojala se pudiera filmar, jajaja un gran abrazo ¡¡¡¡

      Me gusta

  7. Muy buen relato de terror¡¡¡
    Has logrado crear un entorno super adecuado.
    Desarrollando un terror de forma gradual,sin restar intensidad. Dónde aparecen, todos los fantamas de esa Colonia Mayer. Fruto de un triste y pasado histórico…
    Mucha suerte.👍👏🌹🕊🌹🕊
    Un abrazote

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola Mik, te luciste, gran relato y el final en verdad que pone la piel de gallina. Me super encantó. Oye una sugerencia, ¿porqué usas puntos para los diálogos? se ve un poquito extraño. El guión largo en el teclado se puede hacer con alt+051, igual si lo haces porque te gusta está bien, tampoco soy de muchas reglas. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Ana, muchas gracias por tu valoración, lo de los puntos es ajeno a mi voluntad jaja, en realidad uso guiones, pero luego al publicarlo como entrada, el procesador de texto de WordPress, los presenta como puntos, y la verdad, si se ve raro, pero me acostumbré a ello, y ya ni me fijo, aunque es cierto, se ve extraño, Un gran abrazote, gracias por pasarte¡¡

      Me gusta

  9. Hola Mik.
    Orden y perfección dos acciones que llevadas a su máximo exponente puede llegar a ser una obsesión. Desconfío de las personas excesivamente ordenadas y perfectas. Con ese esquema ya caracterizas al pueblo alemán de la época, aunque podría ser un prototipo sintetizado, como el de la España de flamenco y sangría. En ese contexto de maqueta simétrica metes a Inés y a su marido, (no me extraña nada que se sintieran incómodos, sobre todo la mujer). Después ya se precipita todo y comprendemos que la voz narradora es la del nazi recolectando almas para su ciudad arquetipo ideal imaginaria.
    Original Mik, te felicito compañero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isabel, muchísimas gracias por la lectura y por la valoración del relato. También yo recelo del exceso de perfeccionismo y orden, lo veo en determinados grados, algo patológico, un gran Abrazo Matilde, saludos¡¡

      Me gusta

  10. Hola, Mik. Has dibujado tan bien la ciudad que la he imaginado blanca, con una luz cegadora, silenciosa hasta el escalofrío, aterradora. También me ha gustado la idea del Dr. alemán Mayer y su maligna labor. Las descripciones de cómo se van descomponiendo también están muy logradas. En definitiva, buen relato. Suerte. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isan, pues creo que no se aleja mucho el pueblo maldito tal como lo concibes, de como yo mismo lo dibujaría, muchísimas gracias por pasarte, leer y comentar, un grandísimo abrazo, Saludos¡¡¡

      Me gusta

  11. Hola, Milk Way. Me ha gustado mucho la ambientación lograda con la descripción urbana del complejo. Transmite desasosiego e inquietud a partes iguales, intuyes que una mente obsesiva y desquiciada se esconde detrás. Además el conflicto latente entre la pareja aumenta la zozobra y la angustia a la espera de un desenlace funesto que se adivina. El fatal desenlace interpretado como un accidente incrementa el terror que provoca el complejo urbanístico ataviado con esa niebla perenne.

    Me ha gustado tu relato.

    Suerte en el tintero, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carles, muchas gracias por tu valoración detallada, has captado muy bien la esencia de todo el relato, me alegra que lo hayas disfrutado, muchas gracias por pasarte, leer y de nuevo por tu comentario, un abrazo, Saludos¡¡¡

      Me gusta

  12. Hola, Mik.
    Vaya relato más terrorífico. Has plasmado a la perfecció esa famosa precisión alemana, casi una cuadratura de cabeza y actos ensamblada en un pueblo tan perfecto que da miedo solo de pensarlo. Me gustó ese párrafo final que desenmascara al narrador y dota de mayor sentido al relato, a la par que le otorga un plus de misterio y terror.
    Muy visuales las descripciones, sobre todo las del marido convertido en ese monstruo o alucinación diabólica.
    Me gustó mucho, Mik, un relato que no dejará a nadie indiferente.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Pepe, muchísimas gracias por tu lectura y tu valoración, me alegra que te haya gustado, tanto la ambientación, como sus personajes, sobre todo ese intrigante señor Mayer, usar la perfección como elemento de terror, siempre me ha impresionado tanto o más que los ambientes mas tenebrosos, eso, y que uno es desordenado por naturaleza, jajaja . un gran abrazo, y de nuevo gracias por pasarte, Saludos¡¡

      Me gusta

  13. Buenas tardes, Mik
    Supiste crear un decorado magnífico donde el espíritu maligno del fantasma Mayer se mueve como pez en el agua inmerso en la niebla (otro gran recurso para provocar inquietud y temor).
    Las descripciones de la perfecta arquitectura del conjunto residencial son de lo más brillante del relato, logras que el tiempo se detenga y la respiración ahogue al lector dentro de una jaula de ángulos perfectos.
    A medida que avanza la intriga se nos va mostrando el oscuro pasado del arquitecto, tanto que acaba el relato desenmascarando al personaje fantasmal pendiente de su siniestra cosecha de almas para su colonia.
    Una historia terrorífica de principio a fin.
    Saludos cordiales, junto con un gran abrazo y que tengas mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola buenas tardes Estrella, muchas gracias por tu atenta lectura y por tu comentario, lo cierto es que me entretuve tanto creando esa aldea angustiosamente perfecta, que luego el personaje de Mayer, salió de alguna de aquellas casas casi sin que fuera posible evitarlo, y me intimidó de tal manera, que le prometí hacerle el núcleo principal de toda las historia, jajaja, a veces ni sabe uno por donde empezar ¿ verdad? y luego vas haciendo lo que buenamente puedes, gracias de nuevo por pasarte a leer, un gran abrazo, saludos Estrella.

      Me gusta

  14. Hola, Mik. Con las descripciones que haces ya consigues que no de repelús el relato. Menudo zoo de almas atormentadas está haciendo el nazi este. Mejor evitar pasar por esa zona, ni de día con esa fantasmagórica niebla, no seamos los siguientes. Saludos y suerte.

    Le gusta a 1 persona

  15. Hola, Mik. Nos presentas una historia de terror muy bien narrada con un ambientación muy lograda. No es difícil imaginar ese pueblo perfecto de pesadilla entre la niebla. Imágenes de gran fuerza visual y un desenlace sorpresivo configuran un notable relato.
    Mucha Suerte en El Tintero. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Paco. Muchas gracias por la lectura y la valoración del relato, traté de apoyarme mucho en la ambientación, y usar la niebla para crear ese clima de inquietud en el lector, y si lo he logrado, me doy por satisfecho. Gracias por tu valoración, saludos y un abrazo¡¡

      Me gusta

  16. Hola Mik. Una ambientación terrorífica, ese pueblo desierto en el que esperan a alguien que no se presenta, la falta de cobertura y el abrazo de la niebla que cada vez es más agobiante. La tensión va creciendo hasta ese final en el que la mujer provoca sin saberlo la muerte de su marido. Y el pérfido Adolf Mayer riéndose para sus adentros al apoderarse de dos elementos mas para su colección. Te deseo suerte en el Tintero. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jorge, si ese pueblo maldito, y todo cuanto ha creado el maligno personaje, Adolf Mayer, anunciaban el trágico final de la pareja, pero me alegra haber logrado, tensión en el relato, agradezco mucho tu comentario y tu atenta lectura. Un saludo y un gran Abrazo.

      Me gusta

  17. Una descripción del lugar muy precisa, esa pareja deambulado por ese pueblo y sin cobertura nos lleva a un desenlace inesperado y terrorífico. El poder maligno de Adolf Mayer le estaba esperando.
    Un abrazo Mik y suerte en el concurso

    Le gusta a 1 persona

  18. Un buen relato que se ajusta estupendamente al reto. La descripción del comienzo ambientando el lugar ya te predispone a lo que está por ocurrir. Un pueblo perfecto, flotando en la nieva y con ese silencio total, es para darse la vuelta y no parar de correr. La escena del tacto gelatinoso del marido reptando te deja horrorizada. La desaparición de la pareja entra dentro de lo previsible, pero el final con la sentencia del monstruo, Adolf Mayer, es un giro inesperado, por lo sorprendente.
    ¡Felicidades y suerte el el Tintero!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Maria Pilar. Me alegra haber logrado ese efecto, realmente, traté de seguir la publicación del tintero; sobre los diferentes tipos de terror, y los miedos, para encajarlos en el relato, dentro de mis posibilidades. Me alegra que te haya gustado, muchísimas gracias por tu lectura, y tu comentario. saludos, y un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  19. El tal Adolf Mayer era una pieza de mucho cuidado. Un fantasma con nombre y modos muy del gusto nazi. Nunca habría pensado que una urbanización perfectamente trazada pudiera resultar tan terrorífica. Me has dejado con los pelos de punta.
    ¡Salud y suerte en el concurso, compañero!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola MJ, gracias por tu lectura y comentario, siii es que a mi, la perfección tan milimétrica en un espacio así, me da que pensar, jajaja y siempre imagino una mente retorcida tras ella.. Un gran abrazo, saludos, y suerte en el tintero, y feliz día del libro¡¡

      Le gusta a 1 persona

Responder a bebapihen Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s