Odón

Vomitó la autoestima, a pequeños grumos, por el borde de sus ojos; cayeron rompiéndole los pómulos; y aunque invisibles, fueron martillazos, ensañándose en la tibia carne de su corazón. Petrificado, afásico, tembloroso, roto. Los alumnos lo contemplaban con una burla muda, algunos con pena en la mirada. Le salvó la campana, y la consiguiente estampida. Se quedó solo en clase, muerto de vergüenza. Era su primer día, estrenaba aula, discípulos, traje, glamour; era el profesor de historia más joven, y pronto el hazmerreír del claustro. Un minuto sin memoria, sesenta segundos de abismo, se abrieron como la tapa del retrete, y se desintegró como hombre. Una sima agrietó su alma, se llenó del terror a perder la memoria. Ese miedo desarrolló una profunda fobia, que colonizó su mente, y con el tiempo llegó a constituirse en un estado independiente, fuerte y poderoso, que tiranizó su vida. Acudió a un especialista. No detectó nada, pero Odón Márquez no volvió a ser el mismo. El menor descuido, el menor detalle que no recordase le martirizaba. Su vida se esfumó, entre recordatorios, agendas, calendarios, notas. Torturó y humilló a cualquiera del entorno que olvidase algo, detestó a su mujer, a sus hijos, amigos, alumnos; todos eran una trampa para su memoria. Cuantas menos relaciones, y menos contacto con el mundo, menos que recordar. Su titánico esfuerzo lo llevó al borde de la locura. Odón sonreía, radiante, relajado, libre; cuando le diagnosticaron demencia senil y pensó que pronto, se olvidaría de no olvidar.

Mik Way. T ©

En el reto de micros dedicado a las fobias que propone el tintero de oro, he querido presentar una fobia, que al parecer todos somos susceptibles de padecer. Al documentarme, la amnesifobia, como algunas otras, es debida a un profundo trauma relacionado, con el objeto causante de la fobia.  La amnesifobia es el miedo a la amnesia o a perder la memoria, siendo un temor más habitual en personas mayores que pueden obsesionarse con padecer demencia senil.

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2021/05/microrretos-fobias.html

53 respuestas a “Odón

  1. Un miedo que nos va creciendo a todos, creo. Odón lo sufrió al extremo y así nos lo haces sentir con esa angustia y, encima, con el trabajo de profesor que es de por sí tan exigente.
    Muy buen relato
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mireugen, pensé que alguien tan expuesto ante su audiencia como un profesor, en un trabajo tan estresante, era el candidato ideal para sentirse horrorizado ante la perspectiva de perder su memoria. Gracias por leer y por tu comentario, un abrazo¡¡

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola rrmisterio, no puedo imaginar que debe ser sentir que, aquello tan cotidiano como recordar, que cuanto eres en todos los sentidos, pueda volatilizarse. Ser consciente de ello, ha de ser terrible. Gracias por leer y por el comentario, un gran gran abrazo¡¡

      Me gusta

  2. Pues esta fobia puede ser un problema cuando cada uno se acerca a una edad en que todo comienza a borrarse en el cerebro, quizas algunos suicidas celebres presintieron eso, se me ocurre a Hemingway. Realmente perder la memoria poco a poc significa irse disolviendo uno mismo de a poquitos. Hiciste un relato muy bien contado que nos pone los pelos de punta.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jose, estoy de acuerdo contigo, para cualquiera debe ser algo terrible, para alguien que sustenta su plenitud creativa y su existencia en la memoria, ha de ser devastador, posiblemente tengas razón en el caso de Hemingway. Muchas gracias por leer y por tu comentario, saludos y un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  3. Qué bueno Mik, excelente descripción de los daños que puede causar una fobia. Recuerdo una vez que iba a participar en un concurso de oratoria, escogí un personaje histórico de mi tierra. Frente al público me congelé. Todo lo estudiado se me olvidó como a Odón. Fue muy embarazoso. Nunca he vuelto a intentarlo😄

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Anna, pues vaya momento más agónico el que me cuentas, no sé que debe ser pasar por algo así, imagino que muy frustrante, después de haber estado meses preparándote. Escribí esas sensaciones, pensando en personas que he ido conociendo a lo largo de la vida, gente brillante, y ver en su mirada como se disipaban junto con su memoria, me parecía, y me sigue pareciendo algo terrible. Un saludo y un abrazote bien grande¡¡¡

      Le gusta a 1 persona

  4. Se siente en cada línea la amargura y el dolor del personaje, cómo el miedo lo va destruyendo hasta llegar a ese final tan desgarrador. Un micro estupendo, Mick. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

  5. Me ha gustado tu relato con un tema muy interesante en sí ,y que tú logras bordar.Creando un personaje muy adecuado por su perfil psicológico.
    Que poco a poco desencadena en la amnesifobia,ese gran miedo a olvidar que sin lugar a dudas tenemos algunos mayores y de terminar como tu personaje…
    Mucha suerte🐘🐘👍👏👏
    Un abrazo🕊🌹🕊

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Susana, me alegra que hayas disfrutado el relato, creo que es una de las cosas que más puede afectarnos como personas, perder la memoria, y lo que es peor que sea un deterioro progresivo y consciente. Gracias por tu lectura, y tu comentario. Un gran abrazo Susan¡¡¡👍✨✨✨🌹😀

      Me gusta

  6. Buena historia, es terrorífico pensar que tu memoria es un banco de niebla en el que te desvanes y que lo hace delante de un montón de alumnos que te observan expectantes.
    Un saludo y con tu permiso me quedo por aquí leyendo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola buenos días Ángel, muchas gracias por tu lectura, tu comentario, e interés por supuestísimo que puedes pasear por estos lares cuanto quieras¡¡ Un saludo, y un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  7. Buenos días Mik. Magnifico tu micro. Muy bien contado y la progresiva caída a los abismos del protagonista te lleva hasta ese final, que hace que la historia sea redonda. Me ha gustado mucho. Un saludo y enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

  8. ¡Qué bien lo has contado, Mik En términos generales, el miedo a… lo que sea por venir, a veces es peor que el propio acontecimiento. Esto nos ocurre a casi todos, el miedo a perder el trabajo, la pareja, la enfermedad, la hipoteca… y si encima le sumas el miedo a perder la memoria, apaga y vámonos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isabel, pues sí y más en una sociedad dónde hemos crecido pensando que la vida es una acumulación de sumas, y no de pérdidas, un enorme abrazo, muchas gracias por pasarte y comentar¡¡¡

      Me gusta

  9. ¡Hola, Mik! Un micro brillante. Me identifiqué un tanto al hacerme recordar el pavor que sentía en el colegio a quedarme en blanco en alguna exposición oral, a que se me olvidara algún dato en un examen. Y es que la memoria es el 99% de nosotros, es lo que conforma nuestra personalidad e individualiza nuestro Yo. Borra la memoria de alguien y tendrás a otra persona distinta.
    Si el planteamiento es bueno, más lo es el desarrollo. Has construido un personaje que no solo padece la fobia, si no que la traslada a los demás en forma de ira no contenida y, además, influye y determina su forma de vida.
    Y como colofón ese final poético en el que esa demencia lo borra todo, incluida la fobia a olvidar. Fantástico. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola David, es curioso lo que comentas porque en realidad me basé también en los sudores de mis manos cuando en clase temía olvidar algo que tuviera que recitar delante del cruel del auditorio, dispuesto a colgar sobre tus hombros el oprobio general, y la mirada inflexible de una profesora, que era muy cercana en cuanto a personalidad y nivel de violencia de la terrible señora Trunchbull, jajaja, por ahí comencé a hilvanar el miedo del protagonista. Un saludo, y un gran abrazo, siempre disfruto leyendo tus comentarios¡¡

      Me gusta

  10. Vaya, Mik, a parte de la fobia en cuestión, la ejecución es brillante, casi hipnótica. No has usado ni un punto y a parte, y, aunque a priori te dé cierto vértigo, una vez comienzas a leer lo dejas de sentir. Te sumerges por tus letras y dejas llevar. Muy buen micro. Y sí, creo que todos tenemos miedo a esa fobia.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Pepe, gracias por tus amables palabras, por tu atenta lectura, me alegra que hayas disfrutado , quería darle un formato claustrofóbico, para describir la fobia y sus consecuencias de un solo trazo, si lo he conseguido, pues me doy por satisfecho. Comentarios así, hacen que uno no quiera despegarse del teclado jajaja y seguir probando y probando, muchas gracias de nuevo Pepe, Un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  11. Hola Mik. Desde luego, la fobia de nuestro protagonista lo llevó a poco menos que un paso hacia la locura, hasta el punto de verse liberado al ser diagnosticada su demencia senil.
    Un relato muy crudo. De una gran realidad. Enhorabuena.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Bruno, por pasarte por aquí y por tu comentario, me gustó abordar esa fobia porque creo que todos hemos conocido alguien que tuviera ese miedo, en el caso del personaje más dramatizado, pero no no es ajeno el tema, me encanta que hayas disfrutado el micro, y de nuevo gracias por tus palabras. Saludos, y un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  12. Guau, qué pedazo de micro!!! Me ha encantado.
    Al principio creí que el pobre profesor tenía fobia a hablar en público, algo incompatible con la docencia, pero que a veces se da según lo que he podido comprobar en mi entorno. Pero no, lo del prota era mucho más grave y con consecuencias muy dramáticas.
    Lo has descrito estupendamente, y con un lenguaje digno de admiración. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Kirke, me pasé por tu blog, me encantó leer el origen de tu nick, y creo que será un lugar de “paseo” habitual para mis lecturas.
      Muchas gracias por tu lectura, y tu comentario, de los que animan a seguir desentrañando relatos, de entre la madeja del éter. Un saludo, un un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  13. Hola, Mik. Sin concesiones, de la manera más descarnada, nos has metido de lleno en la problemática de esta fobia. Pensar que no te vienen las palabras que buscas y necesitas, las que ayer sabías, debe ser muy duro. Más viendo cómo el auditorio te está evaluando. Me ha parecido un relato magnífico. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isan, muchísimas gracias por pasarte y por tu comentario, me alegra que te haya gustado, quise enfocar la historia en un tipo de fobia, que en mayor o menor medida yodos reconocemos, me parece un miedo muy justificado, porque somos precisamente eso, memoria. Saludos un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  14. Hola Mik,
    La verdad desconocia esa fobia, mira que aprendí una palabra nueva.
    Y a mi también me gusta la forma en que relatas tu micro, muy bien desarrolladas las emociones del protagonista. Debe ser enloquecedor estar pensando en que la memoria puede desaparecer de pronto.
    Saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Yeskan, muchas gracias por pasarte a leer y por tu comentario, me alegra mucho que te haya gustado el micro, lo centré en la amnesifobia, porque he visto a personas que la han padecido, y realmente es angustioso y terrible, porque son consciente del deterioro, y puedes sentir el pavor, y la tristeza, que produce. Saludos, un gran abrazooo¡¡¡

      Me gusta

  15. Hola Mik, bravo por tu manera teatral de escribir el relato, visual y trepidante, crece en sentimientos desagradables como una gran ola, para luego, con ese final, ver como dicha ola se deshace en espuma sobre una tranquila e inmutable arena.

    Genial. micro, me gusto mucho. La memoria es traicionera, y mientras más nos empeñamos en no olvidar, mas pronto olvidamos, Esto me recuerda a una persona muy querida que se ha obsesionado con leer para no padecer Alzheimer, y creo que de tanto huirle cada dia lo acerca más, una pena en realidad.

    Feliz resto de la semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Idahia, así es, creo que uno de los peores males, que podemos sufrir, además quien lo sufre es consciente de la degeneración de su capacidad, debe ser algo terrible pensar que sin tu memoria, te diluyes como ser, y cuanto has sido, o has hecho desaparece con ella. Gracias por tu lectura y tu generoso comentario, un saludo y un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  16. Hola Mik. Una fobia llevada a su extremo, no solo influye negativamente en el protagonista sino que destruye su mundo y a quienes lo rodean por completo. Tanto es asi que sólo en esa tremenda enfermedad del olvido encuentra consuelo. Muy bien escrito. Un saludo.

    Me gusta

  17. Hola Mik. Una fobia llevada a su extremo, no solo influye negativamente en el protagonista sino que destruye su mundo y a quienes lo rodean por completo. Tanto es asi que sólo en esa tremenda enfermedad del olvido encuentra consuelo. Muy bien escrito. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jorge muchas gracias por tu lectura y comentario, si en este caso la fobia no sólo es autodestructiva, sino que destruye todas las relaciones de su entorno, debido a la obsesión que le provoca. Un saludo, y un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  18. Hola Mik muy bien contado todo el micro, se percibe la angustia de Odon por el temor a perder la memoria y como le va cambiando la vida hasta el punto de alejarse de todos. El final es demoledor.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Puri, si realmente creo que como fobia debe ser algo angustioso sentir que puedes diluirte junto a tu memoria, me alegra que te haya gustado el micro, gracias por tu lectura y comentario, un saludo y un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  19. Hola, Mik. A mí ya me ha pasado más de una vez y con el tiempo, afortunadamente también, me he olvidado del eterno momento de angustia y vergüenza pasado; o cuando me lo mencionan para pincharme digo que no me acuerdo 😂🖐

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola JM, jajaa siempre sacándole punta al sentido del humor, pero eso es bueno, no podemos verlo siempre todo desde un prisma trágico, muchas gracias por pasarte a leer y por tu comentario¡¡¡ Un abrazo¡¡

      Le gusta a 1 persona

      1. Hola, Mik. Pues el humor, con respeto, se puede tener hasta en los momentos más dramáticos. Es el aceite lubricante que evita los recalentones y las chispas en las fricciones de la vida con una sonrisa. 😀🖐🏻

        Le gusta a 1 persona

  20. Vaya, una fobia terrorífica si lleva a su protagonista a desear olvidar toda su existencia, con sus buenos momentos y todo, por no tener que preocuparse por olvidar alguna cosa. Da miedo pensar en sufrirla.

    Me ha gustado el relato.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  21. ¡Buenísimo! De principio a fin, el lenguaje utilizado diría que hasta poético, se me ha hecho corto, Milk.
    Describes con genialidad la angustia de esta fobia, que debe ser terrible, pues de no poder sanar un@ acaba por quedarse en el olvido para siempre. Y ese final, tan inesperado como increíble.
    Gracias.

    Mis felicitaciones sinceras.
    Buen fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

  22. Hola Mila, en primer lugar mis disculpas por no haber respondido a tu comentario, me encanta que me den opinión sobre los escritos, y siempre respondo enseguida, pero por alguna razón se me pasó, aunque lo había leído, tal vez el estres del trabajo que estas últimas semanas ha sido complicado.
    Muchísimas gracias por tu lectura, por tu opinión, y es cierto la pérdida de memoria, es la perdida de nuestro yo, así lo concibo y por eso escogí esta fobia, me parece algo tan terrible, con lo que convivimos todos los días, y apenas le prestamos atención, que merecía una reflexión. Un gran abrazo, y de nuevo muchas gracias por tu comentario, y disculpas por mi respuesta atrasada. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s