“El milagro de White Chapel”

Villa Ascensión era un pequeño hospicio, que apenas albergaba una veintena de huérfanos; no así la dimensión de su piadosa obra que tildaban de invaluable. Sustentada por limosnas de la comunidad; bendecida por la parroquia, y comúnmente ignorada por todos, subsistía junto a una triste reputación, en un deplorable rincón del Londres Victoriano. Sus desdichados huéspedes, eran conocidos como “los mugrientos de White Chapel”, algo que no parecía preocupar a su administrador, el controvertido Léopold Leboucher. Aparentaba ser un caballero de buenas maneras. Instruido en teología y medicina con fama de firme devoto, sí, pero frio como la sangre de un reptil. Hombre de rostro lívido y alargado, sostenía una apacible mirada azulada, que en vano trataba de ocultar una inquietante sombra de perversidad. Existían rumores sobre una inclinación enfermiza al disfrute personal con el castigo físico, que solía infligir a las desafortunadas criaturas que tutelaba. Aunque nadie les prestó atención.

Es sencillo imaginar el sufrimiento de los muchachos en el hospicio. Un sórdido caserón, donado a la iglesia durante el postrero estertor de una beata atormentada, que jamás pudo ser llamado hogar. Una dudosa moralidad consideraba suficiente, proporcionar un techo y una biblia, a los despreciados huérfanos del arrabal. Como resultado sus huéspedes se habían distinguido más, balanceándose al filo de una cuerda en un patíbulo que, bailando a ritmo de vals en los fastuosos salones londinenses. A esta sucursal del infierno, llegó un bebé a finales de 1877. Léopold lo registró como Oliver Badshine. Escogió el nombre por la repulsiva impresión que le causó un intenso fulgor, en la mirada azabachada del niño, que describió con mórbida teatralidad del siguiente modo; <<… un resplandor siniestro moraba en sus ojos, como dos llamas suspendidas en la negrura del infierno >>. Léopold, se impuso la misión de expulsar al diablo de aquella criatura, y cabe decir que dedicó a la cruzada una aberrante brutalidad. Castigó incesantemente y sin contemplaciones al muchacho, por motivos tales como: ser inteligente, e ingenioso; o poseer una curiosidad, una imaginación y una empatía excepcional. Léopold bajo pretexto de luchar contra el maligno fue implacable, pero era notoria la satisfacción obtenida, con su delirante persecución. Oliver era su juguete y así transcurrieron años de tormento.

Al contrario de lo que habría sucedido con la mayoría, dichos años, solo consiguieron enfatizar las cualidades de Oliver. Su despiadado tutor, no lograba doblegarle, y tras cada castigo, arrodillado y frustrado, rogaba con amargura la llegada de un milagro. Y el cielo escuchó, pero no del modo en que Léopold anhelaba. Oliver, por instinto de supervivencia, y siendo un ser único entre millones, desarrolló un don sobrenatural. Le bastaba con fijar la mirada en los ojos de una persona, para adentrarse en sus pensamientos, y leerlos como un libro. Al principio la telepatía atemorizó a Oliver, cuando advirtió que traspasar el umbral de algunas miradas, le acercaba al fétido aliento de la maldad. Mas tarde controló su poder, decidido a experimentar su utilidad. Nunca imaginó, que su verdadera dimensión, le sería revelada de forma abrupta y violenta durante la época de las mutilaciones de mujeres en White Chapel. Londres enloquecía, por los brutales asesinatos, y el fanático tutor especialmente. Léopold, había acondicionado un sótano junto a la carbonera del hospicio. Lo había pintado totalmente de rojo, evocando los colores del infierno. Lo dotó con lo necesario, para someter a crueles martirios, a cualquier sospechoso de relacionarse con el diablo y prometió ser inflexible, con el más nimio pecado. <> les dijo, mientras fijaba sus ojos rebosantes de odio en Oliver. El muchacho apartó rápidamente la mirada, intuyendo que su vida peligraba, y no se equivocaba. Una semana más tarde los trágicos acontecimientos se precipitaron.
A finales de noviembre de 1888, Jimmy Nichols, un patán ansioso por ganarse el favor de Léopold, intentó golpear los dedos a Oliver con un martillo. Oliver se dejó llevar, miró a Jimmy con los ojos en llamas; al momento Nichols se retorcía de dolor con los dedos rotos, y la frialdad de un muerto en el semblante, gritando como un cerdo. Oliver, intentaba huir cuando fue apresado por Léopold, testigo de lo sucedido. Zarandeándolo, lo llevó hasta la habitación roja. Léopold lo arrinconó, y lo olfateó como un depredador a su presa, amenazándolo con un cuchillo carnicero, y susurró con deleite, << ¡lo sabía malnacido. apestas a demonio!>>.
Oliver no se amedrentó, y asaltó la mirada de Léopold, leyó noches de cacería, dolor y sangre, y de nuevo sus ojos llamearon, pero demasiado tarde. El cuchillo se hundió en la carne, abriendo una terrible herida, de la que manaba abundante sangre. Gritos atroces se escuchaban en la sala roja, hasta que fueron engullidos por un silencio frio y espectral. Léopold Leboucher, se había acuchillado y mutilado órganos hasta morir. Nadie comprendió lo sucedido.
Si, Oliver podía leer los pensamientos ajenos, y también hacer que estos se volvieran en contra de su legítimo dueño. Jamás deseó dañar a nadie. Torturado en una ciudad repleta de mentes que leer, partió de Londres. Oliver obró un milagro, ese mismo mes los crímenes del destripador, cesaron. Hoy, más de un siglo después, sigue formando parte de mis protegidos.
Un consejo, si se cruzan con él, cuiden sus pensamientos; el tiempo y la humanidad, lo han vuelto intransigente, y refinado.

Mik Way. T ©

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2021/06/concurso-relatos-matilda-Roald-Dahl.html

Hola a tod@s, después de casi un mes sin publicar, debido a la escasez de tiempo, hoy publico un relato para la web el tintero de oro. Tal vez, escapa del patrón de cuento infantil, aunque ¿Quién no ha soñado con tener poderes, y poder ejercer justicia a traves de ellos? Aquí os dejo el caso del pequeño, Oliver Badshine, una historia ambientada en el siglo XIX, con la que me “encontré” mientras me documentaba; quien sabe si para una futura historia sobre la perversidad de la mente humana, si mis fuerzas y mi tiempo, me dan oportunidad.

Espero que la disfrutéis, si no es así no culpéis a Oliver, asumo toda la responsabilidad. Un saludo y un gran abrazo a tod@s¡¡¡¡

69 respuestas a ““El milagro de White Chapel”

  1. Hola Mik, me ha dado mucha alegría ver por fin algo de tu pluma, y qué mejor que con un relato para el Tintero. Me parece un excelente relato al que has dado una ambientación de otra época y en ningún momento se siente forzado. Vino a mi mente Oliver Twist y sus desventuras, menos mal que tu dotaste a tu Oliver con un poder bastante impresionante. Me ha gustado tu propuesta y el mensaje que encierra. Un abrazo…

    Le gusta a 1 persona

    1. HOlaaa Ana qué tal ? bueno me habría gustado poder escribir más estas semanas, ya sabes lo que nos pasa cuando no podemos dejar ir la carga, pero me alegra haber llegado a tiempo, para participar en el reto con este relato. Oliver, si te digo la verdad casi que se lo robé un poquito a Dickens, salvando las distancias jajajaja, y lo doté de una ” herramienta útil, para moverse en un mundo tan sórdido, Muchas gracias por pasarte, y por estar siempre ahí valorando los escritos, un gran abrazoteee cuidate¡¡¡¡

      Me gusta

  2. Un relato ciertamente inquietante que nos indica la necesidad de tener mentores y tutores que nos ayuden a manejar estos poderes sobrenaturales. Aquellos dias en esa Londres eran los clasicos de una atmosfera de terror. Me parece una propuesta excelente para el reto, salirse de lo infantil. Gran narrativa

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jose, como bien acotas si es importante tener mentores que te ayuden a crecer, y pulir tus cualidades, creo que es uno de los motores de esta historia, muchas gracias por tu lectura, y comentario, saludos, un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  3. Hola Mik. ¡Qué bien has sabido retratar la sordidez y oscuridad del Londres Victoriano! La atmosfera que has conseguido es la idónea para este relato que nos traes, obligándonos a leerlo de un tirón.
    Me ha gustado mucho. Te felicito.
    Un saludo y mucha suerte en el Tintero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Bruno, muchas gracias, me alegra haber logrado ese ambiente neblinoso y siniestro de aquellos arrabales, donde se desarrolla buena parte de la imaginería fantástica que tanto ha influido en la literatura, es como un pequeño homenaje, y creí que un niño con poderes fantásticos, y en aquellas terribles condiciones daba mucho juego. Muchas gracias de nuevo por pasarte a leer, un gran abrazo¡¡

      Me gusta

  4. Un justiciero muy particular, tu protagonista. Muy buena historia, Mick. Me ha gustado mucho el tono y la ambientación. También me encanta el punto donde dejas el relato y la frase final. Felicidades y mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Marta, si un justiciero casi forzado a serlo, un niño abandonado a su suerte, que no tiene más remedio para sobrevivir, que convertirse en super héroe. Gracias por tu comentario, y lectura Marta, saludos, un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

    1. Hola Ángel, pues si verdaderamente no es pequeño un poder así, y gestionarlo, es posible que se transforme en una prueba dura, muchas gracias por tu lectura y por tu comentario, saludos un abrazo¡¡

      Me gusta

  5. Buena elección, Mik, el escribir una historia (a lo “Dikens” y con un toque de Poe por los crímenes de las calles londinenses) de un orfanato de la Inglaterra Victoriana, época donde la doble moral y la hipocresía impregnaba todo. La diferencia entre clases era abismal, prueba de ellos el hospicio donde los huérfanos sufrían tanto pese a la supuesta caridad comunitaria y la bendición parroquial.
    Para que brille en todo su esplendor un personaje “bueno” (Oliver) no hay nada mejor que confrontarlo con el oponente “malvado” (el administrador)
    Tendré cuidadito si me tropiezo con Oliver y su mirada penetrante, gracias por el aviso, compañero.
    Buen trabajo, sí señor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isabel, la verdad es que estaba con una lectura de una selección de relatos de Poe, cuando llegó este reto, y me fue imposible salir de esa influencia, es más quise impregnar al relato de esos toques de la literatura de época, salvando distancias, este es el resultado, y me alegra que lo hayas disfrutado, por otra parte el pequeño Oliver, es un chico bondadoso, no deberíamos temerle, a menos que… jajajaja un gran abrazo, muchas gracias por tu lectura y comentario.

      Me gusta

  6. Muy buen relato Miguel¡¡
    Lo has bordado,eligiendo
    un marco más que adecuado.En un Londres de la época victoriana.Dónde la rigidez y el puritanismo, son reforzados por su Iglesia.Una mezcla perferfecta…
    Unos pobres huérfanos, serán las víctimas de todo tipo de castigos y abusos de sus cuidadores. Especialmente por ese nefasto director.que se enzaña con uno de ellos.
    Oliver,un niño brillante,que tras los castigos de su cuidador hará de todo para defenderse de ese moustro.Aprendiendo a descifrar el lenguaje corporal para adelantarse a los acontecimientos,de tal forma que logra leer la mente del verdugo, adquiriendo poderes especiales para rebotar el mal al creador del mismo en su legítima defensa personal.
    Yo me pregunto:Qué bueno sería desarrollar esos poderes para neutralizar la maldad en este mundo.Pero no haciendo el mal a nadie, porque el mal en sí mismo nos desgrada a todos como especie siempre…
    Un abrazo muy grande y mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Susan, me alegra que hayas disfrutado de la lectura, todo ese sórdido ambiente de pobreza, y falsa moral, genera sin duda este tipo de abusos, la sociedad se conforma con limpiar su conciencia a base de caridad sin preocuparse demasiado, en qué forma llega, ni con que resultados. Oliver, es una victima, que sin otra ayuda que la de sus facultades fantásticas, acaba poniendo fin a esos abusos. Si sería bueno poder leer como lo hace oliver, pero tienes razón que todo mal, termina generando mal, así que aún teniendo tales poderes, sería complicado gestionarlos, el mundo cambiaría radicalmente, la mentira, que de algun modo es una importante base de nuestro mundo, quedaría eliminada, y con ella cuanto conocemos, da que pensar. Muchas gracias por tu lectura y tu comentario, un gran abrazooo Suasan¡¡¡

      Me gusta

    1. Hola Pedro, muchas gracias por tu lectura, y por tu comentario, son influencias que por si solas, te animan a lanzarte a la aventura de encajar un relato como este, en el homenaje a “Matilda” de Roald Dahl, me alegra que te haya gustado, saludos un abrazo¡¡¡

      Me gusta

  7. Hola.. excelente relato. Una forma magistral de entrelazar historias que se han convertido en leyenda para dar contexto al tema de la convocatoria. Un oliver twist con poderes telequineticos enfrentando al mitico “Jack el destripador” y dando un nuevo final a la inacabada historia de los asesinatos en WhiteChapel es de gran originalidad. Y la forma de describir los personajes y sus motivaciones hacen del relato algo extraordinario,.. Gracias por compartir. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Octavio, por pura casualidad estaba leyendo sobre aquellos asesinatos, cuando me vino la idea de encajarlos en este reto, además de llevar unas semanas con lecturas de Poe y Dickens, era casi inevitable dirigirme en esa dirección, con la figura de un niño con poderes, tan bien tratada por Roal Dahl. Muchas gracias por tu lectura, y por tu comentario, un abrazo.

      Me gusta

  8. Hola Mik, que bien lo has argumentado y narrado , un verdadero cuento en la Inglaterra de la época, con esas escenas de internados y esos niños sufriendo la maldad de sus profesores.
    Te felicito , un cuento fantástico
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Puri, muchísimas gracias por tu lectura y por tu amable comentario, me alegra haber logrado refleja todo aquel ambiente que a todos nos atrapa, por la calidad de las obras que hemos leído sobre la época. Un saludo y un gran abrazo¡

      Me gusta

  9. Hola Miguel, conforme lo iba leyendo no podía quitarme de la cabeza a Oliver Twist de Dickens, el ambiente victoriano, y toda esa descripción de las diferencias de clases, los marginados, que además eran emparentados con el diablo. Ese cuarto frío aquí lo conviertes en un cuarto rojo, infernal. Pero a este niño le has dotado de un poder que va más allá de ser un simple ladronzuelo, puede ve más allá de la mirada de los otros, una arma que va más allá, incluso a controlar los crímernes del cirujano destripador. Qué bueno traernos esa época y con tu trabajo hacer un guiño a esas dos novelas universales. Gracias. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Emerencia, lo cierto es que tanto Oliver Twist de Dickens, como otras obras y narraciones de la época me llevaron a buscar el enfoque de este relato tal como lo leíste. Es un siglo plagado de excelente literatura y nuevos movimientos sociales que son el germen de nuestro mundo de hoy, que posiblemente nos sigue fascinando por ello. Me alegra haber logrado ambientar el relato en esa dirección, y que lo hayas disfrutado. Sin duda el poder del muchacho es inmenso, y todo super poder conlleva una gran responsabilidad, esperemos que Oliver sepa manejarla… muchísimas gracias por tu lectura atenta, y por tu comentario, un saludo y un gran abrazo¡¡¡

      Me gusta

  10. ¡Hola, hola!
    Creo que este es de mis relatos favoritos, de verdad. Me has ganado al ambientarlo en la época victoriana y con lo de Jack el destripador. Y ya que lo hayas narrado como lo hacían los escritores de aquella época, me has ganado totalmente. Me encanta, de verdad.

    ¡Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Aura, me alegra muchísimo que te haya gustado tanto el relato, me encanta haberte ganado con esta narración, en la que se mezclan tantos elementos, gracias por tu lectura y comentario. Un gran abrazo, saludos.

      Le gusta a 1 persona

  11. Hola, Mik, pues te animo a seguir la historia, o a recrearte en la misma, darl mayor extensión y detalle en cada escena. Me ha maravillado tu retórica. Una narración muy bien trabajada, densa, intensa pero fluida a la par que imaginativa y con una ambientación perfecta. Se nota que te has documentado. Y bien por Oliver, ya pensé que te lo habías cargado en la escena del cuchillo, jeje.
    Me encantó, Mik. Muy bueno
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Pepe, bueno no descarto la posibilidad de dar con tiempo, inspiración, y ganas de trabajar más sobre este relato y sus personajes, es posible que dieran mucho de si. Gracias por tu comentario, y tu atenta lectura, solo quise inquietar un poco cuando sugerí la muerte de Oliver, pero por nada lo habría consentido, jajaja Oliver debía salir victorioso. Saludos y un gran abrazo¡¡¡¡

      Me gusta

  12. No tiene visos de ser un relato para lectura de público infantil; pero tiene toda la fuerza necesaria para atrapar al lector cualquiera que este sea.
    Una trama con referencias al Oliver de Dickens, a Jack el destripador e incluso al apocalípsis de San Juan. Los poderes mentales no dejan de ser peligrosos tanto para el que los ostenta como el que padece sus consecuencias.
    Buena ambientación de un siglo con más sombras que luces donde el poder, como casi siempre, es ejercido por los menos recomendables para hacerlo. El final me gustó, no por lo gore, más bien por lo referente a la justicia aplicada por el propio culpable
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Franmoroz, si todo el relato fue enfocado a emular fuentes y personajes de aquel siglo, como dices más lleno de sombras que de luces, donde la explotación infantil era corriente, y las desigualdades e injusticias sociales alarmantes. Agradezco mucho tu comentario y tu atenta lectura, saludos y un gran abrazo¡

      Me gusta

  13. Hola, Mik. Buena historia y si cabe mejor ambientación. La mezcla de personajes da lugar a una ensalada bien aderezada y con su toque de misterio. Seguro que a Sherlock no le hizo mucha gracia que se resolviera así el caso, pero eso ya es otra historia como suele decirse. Saludos y suerte 🖐🏼

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola JM, muchas gracias, no, no creo que Sherlock se sintiera satisfecho de la resolución del caso del destripador, pero ahí el pequeño Oliver anduvo más rápido por pura necesidad, jajaja. Gracias por tu lectura y tu comentario, saludos, un abrazo¡¡

      Le gusta a 1 persona

      1. Hola JM, si estoy contigo, creo que el arrogante Holmes, necesitaba una lección de humildad, y me alegra que Oliver se la haya dado. Gracias por tu comentario, saludos, un abrazo y feliz veranito¡¡¡

        Le gusta a 1 persona

      2. Siiii, ese par se ríen todavía, mientras Holmes se remueve inquieto y piensa, y tortura voluntariamente a las cuerdas del violín, y sigue sin comprender, como lo hizo Oliver. Jajaja. Saludos JM.

        Le gusta a 1 persona

  14. Hola, Mik. Quizás se salta del patrón de cuento infantil, pero lo has bordado. La ambientación Victoriana y las referencias de nombres muy adecuadas. Por otro lado Matilda no es menos terrorífico que este cuento. La idea de meterse en la mente de los demás era mi primera opción para mi relato que luego cambié por la voz. Me parecía muy poderosa como así has demostrado. El relato me ha encantado y es merecedor de premio. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Isan, bien mirado, casi todos los cuentos infantiles encierran algo de crueldad, porque desde antaño servían como herramienta para tratar de preparar a los niños, ante el mundo que se les avecinaba, sabiendo que se trata de un mundo lleno de tonos y contrastes, en los que no faltan los colores de la miseria y la crueldad. Muchas gracias por tu atenta lectura, tu comentario, y tus ánimos. Saludos, un gran abrazo, nos leemos pronto¡¡

      Me gusta

    1. Hola Raquel, pues de veras que lo sería y en época de elecciones aparecer bien pertrechado con ese poder en un debate a nivel nacional, podría ser algo histórico¡¡¡ jajaja gracias por tu lectura y tu comentario, saludos y un gran abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  15. Para empezar, gracias por tu visita y comentario.
    Tu historia es excelente. La idea de dominar la mente con la mirada y torcer los destinos trágicos es muy siniestra. Y la confección del relato, sumamente prolija. Excelente ambientación.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Beba, siempre es un placer leerte, , por otro lado muchas gracias por pasarte `por aquí, también por tu lectura y por tu valoración del relato. Si lo piensas bien, hoy dia, somos una sociedad a la que constantemente a traves de los medios y las redes nos miran a los ojos, con la intención de leernos el pensamiento, y por supuesto transformarlo, o por lo menos moldearlo. Es una idea antigua, el mayor deseo de muchos, aunque como dices siniestra, y peligrosa. Un gran abrazo, saludos, y de nuevo gracias por pasarte por el blog¡¡

      Le gusta a 1 persona

  16. Un triple ¡¡¡WOW!!!
    Quién me iba a decir que este relato iba a revelarme la identidad del buscado Jack the ripper. Lo de White Chapel la verdad es que me transportó a ese lugar de la historia pero dije…no, imaginaciones mías… aunque al final fue que sí.
    Me ha gustado muchísimisimo todo, el ambiente, el léxico, el ritmo y ese final sorprendente y ansiado a partes iguales. A no ser que haya algo sorprendente en los relatos que me faltan por leer, ya tienes adjudicada mi máxima puntuación.
    Un abrazo y suerte.

    Me gusta

    1. Hola MJ, La verdad es que, desde un principio sabia que la historia seria ambientada en el XIX y en el Londres Victoriano pero, lo de Jack the ripper, llegó conforme iba pensando en el personaje de Léonard, por lo que comentas; era un total enigma y me pareció que podía ser buena idea sugerir un final y ponerle nombre a Jack. Me alegra muchísimo, que lo hayas disfrutado tanto, y lo valores de esa manera. Es una satisfacción saber que la historia que has creado, le llega a alguien, y provoca un triple ¡¡¡WOW!! me encanta . Gracias por tu lectura MJ, y por tu comentario, que me ha hecho feliz. Saludos , y un gran abrazo¡¡¡

      Le gusta a 1 persona

  17. Hola Mik. Muy buena la ambientación de tu relato, como han comentado varios compañeros, se respira en todo él una atmósfera opresiva situada en ese Londres Victoriano que tantas historias y leyendas ha dado. Se funden en tu relato personajes con historia y otros mas fruto de tu imaginación, donde el depravado Leonard se contrapone al niño Oliver, la maldad contra la bondad, aunque con ese final no queda claro que la madurar el niño se haya decantado por el camino del bien. Buen relato. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jorge muchas gracias por tu lectura y comentario, y estas en lo cierto en que al final del relato no acabo por dar un perfil definido al pequeño Oliver, porque de alguna manera entiendo, que un poder como el que posee, en contacto con un mundo tan terrible, de alguna manera ha de acabar situando la psique en una escala de valores distinta a la de las personas comunes, donde el bien y el mal, toma matices que solo podemos sospechar. Un gran abrazo, y de nuevo gracias por tu comentario Jorge.

      Me gusta

  18. Hola, Mik. No puedo más que sumarme a los comentarios de los compañeros y ensalzar lo bien ambientado que está el relato. Nos trasladas con fantásticas descripciones al Londres victoriano, sucio y oscuro, tanto como alguno de los personajes que desfilan por el relato. Un guiño magnífico a Oliver Twist, pero esta vez con el protagonista dotado de un superpoder especial que le sirve para enfrentar “el mal”, encarnado por Leopold o quizás deberíamos llamarlo Jack. El final remata un relato brillante. Un abrazo y suerte en el Tintero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Jose, la verdad disfruté de poder jugar con los distintos elementos que describes en el comentario, personajes, casi símbolos, con los que poder jugar para adaptarlos a esa nueva dimensión, dónde el chico adquiere un superpoder. Muchísimas gracias por tu comentario, y tu atenta lectura, algo que siempre ayuda para seguir esforzándose en desarrollar ideas, que puedan aportar algo al posible lector. Un gran abrazo, saludos Jose.

      Me gusta

    1. Hola Isabel, muchísimas gracias, ayer no pude ver la gala, y esta tarde he pasado para disfrutar de ella. Me voy contento siendo el “Octavo pasajero”, jajaja de esta última edición del tintero de oro, nos vemos en setiembre compañera, una gran abrazo y feliz veranoooo ¡¡¡

      Me gusta

  19. Hola Milk, me ha gustado mucho la ambientación de tu relato, así como la caracterización de los dos protagonistas principales, muy lograda. La trama está muy bien engarzada con los acontecimientos históricos, y muestras la acción en el relato de un modo muy atractivo.

    Felicidades por esa mención en el tintero de oro.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carles, muchísimas gracias por tu lectura y comentario; doy gracias a Oliver por conseguirme esa mención, solo espero que usase mal sus poderes. Saludos, un abrazo y feliz verano compañero¡¡

      Me gusta

Responder a Susanpc Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s